Galería de Sobrevivientes

Conoce brevemente la historia de algunas de nuestras sobrevivientes que con mucho esfuerzo luchan diariamente para seguir hacia adelante.

Elsa Yvette Casiano

Mi nombre es Elsa Yvette Casiano. Tenía 49 años de edad cuando me dieron el diagnóstico de cáncer de seno. Las personas que estuvieron para apoyarme en el proceso fueron principalmente mi familia, amigos, personas desconocidas que residen en diferentes partes de los Estados Unidos y hasta de Alemania. Todos se unieron en oración y se comunicaban conmigo a través de llamadas telefónicas o por las redes sociales. También recibí apoyo mientras recibía tratamientos de quimioterapia, Amarilis Reyes quién en ese entonces fungía como Grand Coordinator de la organización Susan G. Komen. Para mi segundo diagnóstico recibí el apoyo de la Sra. Valentina Céspedes quién recién comenzaba como Volunteer Coordinator, mientras yo lo hacía como voluntaria de la organización. Como sobreviviente recibí ayuda para realizarme Pet Scan, para realizarme dos biopsias y para sostenes especiales luego que me realizaran una masectomía.
El ser voluntaria de la organización de Susan G. Komen tiene un significado muy especial para mí ya que me ha brindado la oportunidad para servir a los demás, algo que anhelaba hacer hace mucho. He ampliado mis conocimientos sobre el cáncer de seno y he podido contar las experiencias de mis diagnósticos para orientar y servir de apoyo a sobrevivientes y pacientes que estén pasando por la enfermedad.

Anabelle Vargas Vargas

Anabel Vargas Vargas

 

Edad: 38
Apoyo: Carmen M. Hernández – Grupo Diamante
Servicios recibidos de SGK : Apoyo de talleres de medicina complementaria yoga, meditación, musicoterapia, artes expresivas
Cito:”Poder servir a las demás personas que como yo han necesitado apoyo emocional y educación.”

 

Carmen HernandezCarmen M. Hernández Cortés, Lares

Edad: 56 años
Apoyo: Lamentablemente no tuve apoyo durante el proceso
Servicios recibidos de SGK : Apoyo de talleres de medicina complementaria: yoga, meditación, musicoterapia, artes expresivas
Cito: “Educar, ayudar y servir a todo el que lo necesite. Que con esto se puedan sentir bien y seguros.”

 

unnamed-3-1

Edelyn M. Facundo,  Bayamón

“Doy Gracias a Dios por mi esposo, hijo, familia y amigas que son mis hermanas el grupo de médicos Dra. Maldonado, Dr. Cátala y Dr. Sobrino. Del programa de Ayudas de Susan G. Komen recibí la ayuda para realizarme el Breast MRI, mamografía y sonomamografía y ayuda sicológica del Recinto de Ciencias Médicas UPR.

Ser voluntario de Susan G. Komen es una experiencia excepcional y el poder ayudar a otras personas y orientarles es muy importante.  Estoy agradecida por toda la ayuda que he recibido durante mi proceso. Es una bendición.”

 

unnamed

Iris N. Díaz Díaz, Toa Alta

“Mi diagnóstico fue en octubre del 2011, a la edad de 49 años, la persona que me apoyó y estuvo y ha estado ahí para mí, de forma incondicional es mi esposo, Sr. Edwin Cosme Rodríguez.

A través del Programa de Ayuda recibí servicios de talleres de nutrición y ejercicios, así como charlas educativas referentes a mi condición. Pero la mayor ayuda realmente fue y ha sido en el aspecto humano, el apoyo y el cariño increíble que recibí y sigo recibiendo de todo el personal de la oficina, tanto en persona, como por teléfono.

Ser voluntaria de la organización, ha significado mucho para mí, porque  ha mejorado mi autoestima, me ha permitido sentirme útil ayudando a otros, y ha aumentado mi empatía para comunicarme y apoyar a otras pacientes y/o sobrevivientes. Además, de que he logrado educarme más con respecto a la condición, para poder ayudar a otros, pero sobretodo, a lograr entender el propósito de SGK, y la extraordinaria y maravillosa labor que realizan a través de todos sus programas de forma desinteresada, y muchas veces anónima.”

 

unnamed-2-1

Margarita Méndez Cuevas, Hormigueros

“Fui diagnosticada con cáncer de seno a los 50 años.  Siempre estuve apoyada por mi familia y amigos, pero muy en especial por mi hermana Zoraida Méndez que me acompañó a las diferentes operaciones y quimioterapias.  Recibí servicios a través del Programa de Ayuda para realizarme un Pet Scan y MRI de seno. Ser voluntaria de Susan G. Komen es una gran  responsabilidad.  Por medio del trabajo voluntario puedo ayudar a otros a orientarse sobre el cáncer de seno.   Ofrecer de mi tiempo libre para trabajar como voluntaria es una gran satisfacción personal.”

 

Karin Villegas - FotoKarin Villegas, Rio Grande

“Me enteré que tenía cáncer el 26 de noviembre de 2010 y llegue a Susan G. Komen en el 2010 a través de su evento anual. Pero me hice voluntaria en el 2015, no lo hice antes porque tenía muchas citas médicas por mis condiciones de salud.

En SGK recibí una mejor educación sobre mi condición, mis dudas fueron aclaradas y se me brindó la oportunidad de recibir con su aportación una manga para mi brazo del lado que me realizaron la Lupectomía.

Durante el proceso de tratamiento recibí alrededor de 41 quimioterapias y 30 radioterapias. La última quimio me debilitó el funcionamiento del corazón y no pude terminar el tratamiento faltándome 25 quimioterapias.

Aunque donde recibí mi tratamiento  me indicaron que nunca iba a hacer declarada de alta, en el año 2012 todos los estudios que me fueron realizando luego del tratamiento de quimioterapias decía que no tenía cáncer en mi cuerpo.

Ese día me declaré libre de cáncer. Cuando llegué a mi auto leí todos los resultados de los estudios y comencé a gritar y aplaudir de alegría, dándole gracias a Dios por la oportunidad de vida.

Mis metas son: Poder ayudar a otras personas, ser útil para los demás, dar apoyo, estudiar y ver mi hija realizada.”

 

screen-shot-2016-11-16-at-2-47-31-pm Martha Iris Fernández, San Juan

“Hola soy Martha Iris Fernández y resido en San Juan, PR

Fui diagnosticada con cáncer del seno en Julio 2015 a mis 49 años. He tenido la bendición de contar con un equipo de apoyo maravilloso, empezando por mi suegra, Shirley Ann Cruz que estuvo conmigo en cada una de mis quimioterapias. Mi esposo Hiram David Lebrón y mis hijos Andrea Nicole y Giancarlo Andrés fueron mi norte todo el tiempo. Mi hermano José Abraham, su esposa Ivette y mi mama Ramonita también estuvieron siempre para mí. Mi travesía fue digna y segura, gracias a mi equipo médico, Dra. Viviana Negrón, Dra. Noritza Rivera, Dr. Derik Marrero, Dr. Pedro González, Dra. Yanira Marrero y Dra. Ivelisse Sambolin. El equipo del Centro de Cáncer del Hospital Auxilio Mutuo, esos son mis campeones, su tolerancia, amor, cariño y paciencia no tienen límites y que conste que no soy fácil. Otra pieza fundamental fueron todos en mi oficina, mis “cukis” siempre con su apoyo incondicional.

Susan G Komen PR representa un momento importante en mi vida, gracias a una convención que fui en noviembre 2015, acepté mi enfermedad, salí del “closet” con mi calvita, y pude entender muchas cosas. Entendí que no voy a ser la misma…que hay muchas ayudas, que está bien pedir ayuda, que el síndrome de “wonder woman” lo tengo que echar a un lado, que ahora me toca a mí…

Tengo como modo de mi vida, haz el bien sin mirar a quien y siempre sacar un minuto para ayudar a alguien. El ayudar a otros me llena y me hace sentir que tengo propósito.

Gracias al apoyo recibido de Susan G. Komen PR, entendí que soy algo más una sobreviviente, soy una guerrera rosada!”