Noticias

Pacto de vida en la Isla Nena

Pacientes y sobrevivientes se lanzan a la calle a combatir el cáncer de seno junto a Susan G. Komen Puerto Rico
komen_endi

La respuesta en Vieques ha sido tan positiva, que este año Komen Puerto Rico decidió empezar aquí un nuevo proyecto. (Teresa Canino)

VIEQUES - El cáncer en Vieques ha sido una amenaza latente desde finales del pasado siglo, atribuida principalmente a los ejercicios militares que por décadas realizó aquí la Marina de Guerra de Estados Unidos y los invitados internacionales que traía a recibir entrenamientos.Pero si de guerra se trata, los y las viequenses han aprendido a desarrollar sus propias tácticas. Por eso hace varios años las mujeres de la Incubadora de Microempresas Bieké, creada para promover el desarrollo socioeconómico de la comunidad de manera autosustentable, se aliaron con la organización sin fines de lucro Susan G. Komen Puerto Rico (SGKPR) para sacar el cáncer de seno de Vieques.

Operan  desde el mismo espacio donde la comunidad  se organizaba para combatir los bombardeos, y superada esa lucha se convirtió en sede de la incubadora, en centro de gestoría, lugar de acceso a internet, envío de recetas por fax a farmacias en la Isla Grande, biblioteca, etcétera.

Hace poco más de cinco años Nilda Medina, una de las líderes comunitarias de Vieques, supo de las ayudas que ofrece Susan G. Komen a entidades que faciliten el acceso a educación y servicios para combatir el cáncer de seno, y sometió una propuesta.

“De ahí en adelante ha sido un acompañamiento todos los años. Hemos hecho hasta ahora 1,300 servicios de mamografía y sonomamografía. Aquí hay una incidencia de cáncer muy alta y los servicios son muy malos. Hemos tenido pacientes que se les ha detectado el cáncer bien tempranito, que se me paran los pelos, porque han ido al médico, están vivas, están contentas, saben que es un servicio de mucho cariño, de mucho amor”, relata con evidente emoción.

Amarilis Reyes, directora ejecutiva de Komen Puerto Rico, indica que al presente se han otorgado más de $57,000 a la Incubadora de Microempresas Bieké para servicios y pruebas de cernimiento, las más recientes ofrecidas la pasada semana a través de una unidad móvil contratada con dinero proveniente de los donativos que recibe Komen Puerto Rico.

“Financiamos las cuatro etapas del cuidado continuo de los senos, que comprende: las pruebas de cernimiento como es la mamografía, pruebas de diagnóstico como es la sonomamografía, biopsia, MRI, PET Scan, CT Scan; asistencia económica a través de tratamiento activo de cáncer de seno en quimioterapia, radioterapia, medicamentos y transportación, que es una de las necesidades que hemos encontrado en los últimos cinco años, y por último los programas de apoyo que atienden a esas pacientes durante el tratamiento y post-tratamiento, porque una sobreviviente está manejando efectos secundarios toda su vida”, enumera.

Reyes y la licenciada Annette Nogueras, presidenta de la Junta de Directores de SGKPR, destacan que el apoyo de la comunidad en Vieques ha permitido ofrecer los servicios de Komen a través de todo el año, algo que puede ser vital ya que, según señalan, un un diagnóstico en etapa temprana tiene un 99% de sobrevivencia.

“Hemos logrado impactar a la comunidad viequense certificándolos como voluntarios de la organización, así que eso nos da una sustentabilidad porque estamos hablando de la salud de los senos y del cáncer de senos los 365 días del año”, reconoce Reyes.

“El problema en Vieques es que no tienen acceso a servicios médicos para pacientes de cáncer de seno, básicamente para cualquier tipo de servicio preventivo. Esa es una de las razones por las que decidimos incluir a Vieques en nuestro Programa de Ayudas. Financiamos el que se traiga la unidad móvil de máquinas de mamografía y que esté en Vieques por espacio de una semana haciendo mamografías”, recalca, por su parte Nogueras.

Testimonio de cuán importante es el acceso a cernimiento y tratamiento temprano es Noemí Coronel, una de las que llegó hasta la sede de la incubadora la pasada semana para unirse a las actividades del evento anual de cernimiento.

“Por muchísimos años yo me palpaba una pelotita (en su axila derecha), pero aquí (en Vieques) lamentablemente no hay servicio de salud para que puedas detectar tus condiciones a tiempo. Iba al centro de imágenes de Fajardo, que siempre las placas son las de costumbre, blanco y negro. (El año pasado) Fui a hacerme la mamografía a través de la guagua de servicios clínicos y ahí se me detectó la masa y me refieren a la clínica (en San Juan)”, relata la mujer de 47 años nacida en Filadelfia y criada en Ceiba, pero que ha vivido en Vieques los pasados 22 años.

Explica que gracias a los servicios costeados por Komen rápidamente fue transportada a San Juan en avión junto a Medina, que la acompañó en todo momento. “Ese mismo día que me examinaron se me hicieron tres biopsias (dos en un seno y una en el otro). La más agresiva era en el seno derecho. Inmediatamente se me tuvo que someter a una cirugía el 21 de julio de 2015. Tan pronto desperté de la anestesia le dije al cirujano ‘quiero ver la masa’. Es bien impresionante. Todavía la recuerdo. De ese proceso paso por paso no olvidas nada”, asegura Coronel.

“Estuve tiempo sin comer bien, sin dormir bien, con la ansiedad, el estrés por saber el diagnóstico lo antes posible. Fui a buscar los resultados y gracias a mi Dios, se hizo tres veces el estudio y no fue canceroso”, agradece.

Aun cuando no tuvo que enfrentar tratamientos, para la viequense de corazón el proceso fue doloroso y difícil de superar, pero menos angustioso si se atraviesa con apoyo de la familia y de otras mujeres. “Les aconsejo que se amen su cuerpo, que se toquen sus senos, que se palpen sin miedo, si sienten algo no duden en buscar ayuda. ¿Qué mejor detector que su esposo, compañero, amigo, amante, quien sea? Así pasó en mi caso, porque uno se toca y se cree que es normal”, afirma Coronel.

La maestra de baile de 52 años de edad Ivette Yolanda Martínez Fontánez también conoce de primera mano la importancia del cuidado personal de la salud y el acompañamiento. Antes de que el Proyecto de Ayuda de Komen llegara a Vieques a ella le tocó afrontar el cáncer de tiroides que aquejó a su madre, Aida Fontánez Rivera. Sufrió todo el proceso, desde el diagnóstico, pero particularmente cuando su madre fue sometida a radioterapia con yodo radiactivo y tenía que tratar de mantenerse lejos de ella por varios días para no estar expuesta a radiación.

Al llegar los servicios de Komen a la Isla Nena, tanto ella como su madre se unieron a los esfuerzos educativos de la organización. Además, los cernimientos que tiene que hacerse dos veces al año por ser paciente de endometriosis desde los 15 años y tener historial de cáncer en la familia, comenzaron a ser más llevaderos.

“(Antes) yo decía: ‘nadie me entiende’. ¡Y qué gratificante, qué bendición cuando uno tiene un grupo de apoyo! La cosa cambia cuando uno empieza a compartir, los niveles de ansiedad empiezan a bajar”, señala.

En 2015 a Martínez Fontánez se le detectaron masas sospechosas durante un cernimiento. Necesitó viajar a la Isla Grande, pero no tuvo que ir sola porque Medina la acompañó. Las masas fueron removidas y analizadas con prontitud. Para la tranquilidad de todas, el resultado fue negativo.

“El sentimiento antes era muy diferente al de ahora. El grupo de apoyo es una belleza. Yo soy reikista (que aplica la terapia reiki) y la energía se siente”, afirma.

El mismo tipo de sentimiento de gratitud denota Evangélica Danois, de 68 años, a quien sí se le diagnosticó cáncer. La intervención de sus compueblanas la motivó a hacerse las pruebas que no se realizaba desde antes de que muriera su esposo en 2007.

“Después que mi esposo murió dejé mi tratamiento (de cuidado preventivo), pero me empezó a dar dolor y cuando da dolor uno tiene cáncer”, recuerda la mujer, nacida en Santa Cruz, pero radicada en la Isla Nena por décadas.

Varias veces durante la conversación con Por Dentro, Danois agradeció la presencia en Vieques del personal de Komen y del Centro de Servicios Preventivos (operador de la unidad móvil con base en el municipio de San Sebastián): “Me siento muy, muy contenta al ver el amor que le traen a uno. Te da fuerza”.

Durante los tres días de cernimientos ofrecidos este año, 111 personas se hicieron pruebas. El año pasado se realizaron 365 y de esas se produjeron tres hallazgos: uno no resultó maligno y dos requirieron tratamiento.

“Lo que hacemos en esta oficina gracias a Susan G. Komen es demostrándoles (a los residentes de Vieques) el cuidado que debemos tener, que debemos cuidarnos por nuestra familia, por nuestros hijos, por nuestra comunidad, porque tenemos una responsabilidad no solamente con nosotras sino también con la comunidad”, afirma Medina.

De hecho, la respuesta en Vieques ha sido tan positiva, que este año Komen Puerto Rico decidió empezar aquí un nuevo proyecto.

“Hoy comenzamos una nueva etapa educativa que es Komen en la Comunidad. Como todavía tenemos una incidencia bien alta de diagnósticos de cáncer de seno, hay algún tipo de disloque entre la información que se provee y el que llegue a las personas, así que hoy comenzamos a llevarla a las comunidades de los municipios de Puerto Rico y hemos decidido comenzar en Vieques porque ha sido tan exitosa la labor que ha hecho la incubadora durante estos últimos años”, anuncia Nogueras minutos antes de caminar junto a las viequenses por el casco urbano de la Isla Nena para distribuir material educativo que ayude a, de una vez y por todas, sacar el cáncer de seno de Vieques.

A continuación  actividades educativas y de inscripción para  Race for the Cure 2016:

Agosto de 2016 -Módulo de actividades sobre cáncer de seno disponible en línea para maestros del Departamento de Educación de Puerto Rico.

4 al 7 de agosto – Sunshine Ob/Gyn Conference en el Río Mar Beach Resort, en Río Grande.

19 de agosto – I’am Komen Day, cuando se invita a todo el mundo a vestir la T-Shirt alusiva a este día.

2 al 4 de septiembre – Centro Comercial Plaza Río Hondo, en Bayamón.

17 de septiembre – Women Expo en el Centro de Convenciones de Puerto Rico, en Miramar.

22 al 24 de septiembre – Convención de la Asociación de Salud Primaria de Puerto Rico, en el Rio Mar Beach Resort.

24 de septiembre – Paddle for the Cure, en Ponce.

2 de octubre – Race for the Cure-  Carrera, caminata y 5K, en el Coliseo José Miguel Agrelot, en Hato Rey.

Noviembre de 2016 – Campaña de apoyo y orientación para cosobrevivientes (amigos y familiares en apoyo a sobrevivientes).

3 de diciembre – Entrega de banderas a Encantada Homeowners, quienes se convierten en aliados de la organización para educar en su comunidad.

Más información en komenpr.org, Susan G. Komen Puerto Rico en Facebook o llamando al (787) 751-9096.